Retiran mandato a dos parlamentarios acusados de corrupción en Brasil

Autor: RF Nacional

|

Fecha: 18 Mayo, 2017

Río de Janeiro.- El excandidato presidencial de Brasil, Aecio Neves, perdió hoy su mandato como senador por determinación del Supremo Tribunal Federal y es objeto de un pedido de la fiscalía para ser arrestado, tras conocerse que recibió ilícitamente unos 660 mil dólares de una empresa. Las residencias del líder del conservador Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y nieto del expresidente Tancredo Neves en Río de Janeiro, Belo Horizonte y Brasilia, así como su despacho en el Congreso, son objeto de búsquedas por parte de la policía. Su hermana y asesora, Andrea Neves, es objeto de una acción para ser arrestada por la policía, mientras la Fiscalía pidió al Supremo que autorice el arresto del propio político. Neves, exgobernador del estado de Minas Gerais, es una de las figuras más importantes de la política del país, ya que es líder del mayor partido conservador, el cual perdió, por apenas 3.5 millones de votos, las elecciones presidenciales de 2014 frente a Dilma Rousseff. El exsenador fue un político clave en la articulación al juicio político a Rousseff el año pasado, y dio todo su apoyo a la agenda reformista del presidente Michel Temer, también en el punto de mira por las escandalosas revelaciones publicadas la víspera por el diario O Globo y confirmadas este día por las acciones judiciales. El dueño de la empresa JBS, Joesley Batista, mayor exportadora de carne del mundo, grabó a Neves mientras éste le pedía en marzo pasado 660 mil dólares para cubrir los costos de abogacía para su defensa en el marco de las cinco acciones en su contra en el marco de la Operación Lava Jato. Las revelaciones publicadas anoche por el diario O Globo, con base en documentos judiciales, señalan que Neves habría usado a su primo, Frederico Pacheco de Medeiros, para recibir el dinero. El Supremo también determinó el fin del mandato de diputado a Rodrigo Rocha Loures, acusado por JBS de ser el intermediario indicado por el presidente brasileño para recibir propina a cambio de favores políticos. En una grabación de Temer, realizada secretamente por Batista, también en marzo, el presidente indicaría a Rocha para negociar el soborno a pagar por JBS a cambio de que el Gobierno ayudara a la empresa en un contencioso con la estatal Petrobras sobre el precio del suministro de gas. Filmaciones realizadas posteriormente por la policía federal, que habría colaborado con JBS, muestran, según O Globo, a Rocha recibiendo 156 mil dólares como primer pago de una propina que debía totalizar, en el plazo de 20 años, 150 millones de dólares, a cambio de la ayuda gubernamental a la empresa. El presidente Temer, en la cuerda floja por estas revelaciones, negó cualquier acto ilícito y dijo que no renunciará. Notimex

Source: Internacional